fredag, maj 06, 2005

Sin rencor

Antes iba uno a la embajada de México a reportase de los andares de uno por estos rincones nórdicos. Luego luego le soltaban a uno tarjetitas de la Mexikanska Sällskapet - Asociación Amigos de México. Cool pensé cuando mire el papelito duro en que se mostraban las palabras México, no estoy tan sólo. El gusto duro poco. La distancia y el poco encuentro que hay entre ellos mismos lo aparta uno de ese tipo de asociación. Luego no es del todo mexicano, son amigos de México lo cual indica que es más cultura que convivio el que se vive ahí. Otro aparte más es que es de gente de dinero la asociación, tienen ese dejo de ser raza donde el dinero juega un rol casi casi tan jerarquico como en México y eso que vivimos en Suecia donde la ley Jante rifa.

So me hice miembro por dos años una vez. Recibí tres revistas cuyo porto fue pagado por la embajada y una plaquita de papel donde venía mi número de socio activo. La membresía me costó 200 coronas por año lo cual me ofrecía además de ser miembro en esa exclusiva asociación un descuento al Etnografiska museet al cual sólo fui una vez porque una segunda vez me resultó un mal sabor a la boca además de muy mala idea.

Esa asociación es más un grupito de mexicanos que son bien tajt entre sí que una representación de mexicanos en Suecia pero tampoco se ponen a decir que son eso, eso lo digo yo, no ellos.

En fin, ya no soy miembro de ahí ni quiero serlo otra vez, realmente no pertenezco a ese grupo porque mi humilde pasado, pobre y de bajos recursos no me deja, jamás me sentiría agusto entre ellos y por eso ya no soy miembro ni pienso gastar más dinero ahí.

Hemos de admitir, sin embargo, que hacen una labor excepcional en cuestión de representar a México, sacan buenos bailes en Skansen además de ofrecer una red de personas que pueden hacer cosas que uno sólo no lo podría hacer.

Larga vida a Mexikanska Sällskapet.

3 kommentarer:

Elena sa...

Querido Julio. Yo me hice miembro de la Asociación esté año y no he visto nada claro. Será porque estoy hasta Falun. Pero realmente aún en la distancia no me siento parte de un grupo de mexicanos en Suecia. Ese sentido de pertenencia lo he econtrado mas bien en este espacio. Mil gracias por haberlo creado.

Alelobillo sa...

Sólo sabía que existía la asociación y nada más. Una que otra vez visité su página web y lamenté el hecho de no vivir en Estocolmo para poder asistir a una de sus reuniones.

Tengo la impresión de que organizan actividades loables pero después de leer tu post, pues ni ganas de ser asociada ahí.

Igual que tu, creo que mi pasado de peseros, microbuses y tortas de tamal a la salida del metro Universidad no va mucho con ellos, jajajaja

Hace tiempo leí un artículo aquí:

http://www.mexicanosenespana.com/colaboraciones03.htm
que creo va un poco con lo que pasa en esa asociación. A veces podemos ser realmente extraños entre mexicanos

Saludos

Mario sa...

Queridisimo Julio,
Yo te entiendo muy bien y comparto mucho de lo que dices.
Mira, hace 15 años yo y unos amigos/as mexicanos fundamos la Asociación Sueco-Mexicana. La idea era hacer mas o menos lo que este blogg hace, pero en esa época en la que no había internet. Una de las iniciadoras que llebaba mas años por acá dijo que no podíamos llamarla la asociación Sueco-Mexicana de TODA Suecia, así que decidimos llamarla "de Gotemburgo". EL sueño era naturalmente que muchos en otras ciudades pudieran hacer sus asociaciones Sueco-Mexicanas. Bueno, eramos puros mexicanos, sus hijos y sus acompañantes. Hicimos muchas cosas, fiestas continuas ( no solo las oficiales), grupo de danzas folclóricas, un "periodico" con temas mexicanos llamado "Zenzontle ®", teníamos reuniones para hacer Pic-Nics, ir a la Playa, y hasta organizar expociciones de Textiles Chiapanecos o pinturas, traer grupos de marimba o musicos a dar giras por suecia... Hicimos mucho más que lo que una Embajada puede soñar para difundir la cultura mexicana y los mexicanos para encontrar a sus paisanos. Una de las miembras y su marido hasta tenía una fabrica de tortillas de maiz de nixtamal!!
Llegamos a juntar hasta 40 miembros y hoy en día los dias 16 de septiembre se organiza algo. Fue un época muy bonita en la que las capacidades e intereses de quienes llamabamos a la batalla eran compartidas y aunque siempre había los desacuerdos mas comunes, nuestro corazón era uno. La Embajada solo nos apoyó en una contada ocasión (si no recuerdo mal) o cuando se trataba de difundir su información. Es más, nosotros le entregamos en la mano a Salinas de Gortari un proyecto completísimo: "La Casa México de Escandinavia" ... sabes que pasó?... otro día te cuento. Mucho depende de quien es Embajador y su "egregado" cultural.
A la Mexicanska Sällskapet siempre la vemos como lo que es: Amigos de México. Como nosotros aceptabamos a todos los mexicanos, unos se reunían para chupar, otros para bailar, otros para hacer Baby-showers, otros para escribir poesía o participar en menifestaciones por los derechos de los Zapatistas, etc, etc... uta, pa que te cuento, hasta me da añoranza.
Lo que si te digo es que yo he visto asociaciones aquí, en Alemania, España y Francia... la mayoría son más o menos lo que tu dices... gente "bien" que representa a México para presumir entre si.
salud!

Bloggintresserade