söndag, juni 04, 2006

Fuera Máscaras!

De la misma forma en que la fachada del foxismo se desmorona día con día, y el zorruno Presidente batalla más y más (incluso con el pueril recurso de lapsus intencionales) para convencer de sus patrañas (cualquier semejanza con el Sr. Lavolpe es mera coincidencia sociológica), el rostro de la señora Marta se derrite (como en las películas “Amelie” y “La muerte les sienta bien”), porque la verdad, como la vida misma, siempre se abre paso (“Jurassic Park” dixit).

El gran teatro fantástico del Presidente Cachirulo se derrumba y se lleva consigo las botas y el botox característicos de una pareja que hizo la proeza de engañar a todo un pueblo durante cinco años y medio, mediante la magia de la publicidad, es decir, del maquillaje y los escenarios ficticios, inventados y difundidos en una caja idiota a la que se premia con más del 70% de los recursos aportados por la sociedad para la “ciudadanización de los procesos electorales”, que devino en “televización”, y esperemos que no termine en judicialización de esos procesos.

¡Fuera máscaras!

La campaña que intentó presentar a López Obrador, un conmovedor hombre de familia (develado con amorosa paciencia por José Gutiérrez Vivó) como “un peligro para el país”, ya dio todo de sí. Se adelantaron demasiado y las encuestas empiezan a reflejar el efecto de rebote, de modo que el Sr. López podría arribar el dos de julio montado en una cresta estadística que sorprenderá a los genios extranjeros que asesoran a un Felipe Calderón que quizá no sería un mal Presidente, habida cuenta de que no puede disimular su antipatía por personajes como Manolito Espino y de que nunca fue –sino hasta este desesperado momento- el verdadero candidato de la familia presidencial, incluidos los hijos incómodos de Marta, ávidos de protección transexenal.

Felipe es un tipo inteligente y da la impresión de que ésa sola cualidad le permitió (como los tuertos en tierra de ciegos) abrirse paso entre los grotescos discípulos azules de Maximiliano, entre los cuales la inteligencia se mide sólo como la capacidad de hacer billete y de destrozar a quienes no “piensan” como ellos.

Roberto Madrazo sería, indudablemente, mejor Presidente que Fox, al menos él reconoce que es un gandalla, como le decía, anoche, una y otra vez, Adela, entre carcajadas estruendosas, mientras le aplicaba el cuestionario de sus tarjetitas tipo Dr. I.Q… Al menos Roberto confiesa que prefiere al Gober Precioso que a Arturo Montiel (propietario de 123 casas nada más en el Estado de México) ¡Ése sí que puede vivir, por generaciones, de sus rentas!

Al menos Roberto confiesa que sin duda alguna él también habría enviado a los perros de Robledo a someter al pueblo de Atenco, pero aclara que castigaría, en una visión de justicia pareja, los abusos de esos neanderthales.

En cuanto a López, dudamos mucho que vaya a ser un buen Presidente. Es demasiado cándido y buena persona. Quiere realmente a sus hijos. Confía plenamente en el poder de la gente humilde. Admira con honestidad a personajes como Jesucristo, sin caer en la trampa de los sacerdotes que lo explotan y denigran. Despierta, por tanto, toda clase de odios. Como decía Mafalda de Miguelito: “demasiado honesto para ser líder”.

En México se encumbra a los gandallas. Se admira a los ojetes. Se premia a los abusivos. Por eso el técnico de la selección es un extranjero mierda, parado sobre lo que queda del desprecio hacia Jesús Ramírez y la masacre contra Hugo Sánchez, desahuciado –dicen sus detractores- “por bocón y antipático”, como si Lavolpe fuera un modelo de puritanismo verbal y simpatía.

Por eso López Obrador es desdeñado por los hijos y nietos del general Cárdenas, casta que tiene muy claro que en este país no se puede meter en orden a los bárbaros más que con la fuerza y la malicia (“la fuerza de la mayoría”, diría el tarado delincuente de Tlalnepantla) de las que carece el Sr. López por completo. Es demasiado inocente. Es un buen candidato, pero para el sacrificio. Para el agandalle de los Bejaranos, los Ponces, los Gómez, las Villavicencio, las Robles y todas las huestes de burócratas de la “lucha social” que inspiran su “rebeldía” en los estudios de Televisa. ¿No cree usted?



6 kommentarer:

Elena sa...

Ahhhh Lore ya me amargaste el día con la cara de la "#¤%&/()= Martha con H. Guacaaaallaaaaaa

Por otra parte, muy buen artículo. Estuvo de 10.

Alelobillo sa...

Muy buen post Lore. Ahorita que estoy leyendo el librito de "La jefa" ver a la Martita Sahagún me da dolor de cabeza, por decir lo menos.

*Erika* sa...

No muy de acuerdo en algunas cosas del artículo...sobre todo en eso de que "Felipe sería un buen presidente". Guacala!! es una copia de Zedillo. Pero muy buen post, crea polémica :o)
Saluditos.-

Lorena sa...

Pues a mi el Felipito tampoco, para nada, tampoco estoy totalmente de acuerdo con todo, pero siempre es bueno tomar en cuenta todas las opiniones para hacer un concenso, no encerrarnos en nuestras ideas cuadradas, asi que viva la polémica y la libertad de expresión!!!
Y si, lo que platicamos Ale, y lo dice el artículo, estoy totalmente de acuerdo que en Mexico encumbramos a los gandallas, se admira a los ojetes y se premia a los abusivos...ahh, y somos malinchistas también!
Y bueno, disculpen que les haya echado a perder el domingo con este tipo de comentarios...a mi me echaron a perder todo el fin de semana, pero bueno, ya me recupero, jejeje
pues nada,por aqui andamos, si digo una pendejada, haganmelo saber :P

saludos!!

Chillys Willys sa...

Lo gacho con López es que ya anunció que nos va a llenar de inflación. ¡Ya ven cómo son los retro-marxianos guadalupanos! Creen que derrumbarán al capitalismo quitando impuestos e imponiendo aumentos salariales desde el Estado --como hicieron en su hora todos los presidentes priistas y muy en especial López Portillo, De la Madrid y Salinas. Cosa rara, ¿no creen? Siempre resulta más elegante perder con Patricia Mercado y sus yupis post-marxianos, ¿no?

Alelobillo sa...

Que bueno que ya quitaron la cara de la Martita Sahagún del post!

Bloggintresserade